Alguien dijo

Yo camino por el mundo. Soy pobre. No tengo nada. Sólo un corazón templado, y una pasión: la guitarra.

Atahualpa Yupanqui

Historia

Descubrí en mis instrumentos, hace tiempo, la posibilidad de arreglarlos o modificarlos estéticamente a modo de entretenimiento como autodidacta, como guitarrista de una banda de rock, me enamoré de sus formas, colores y modelos, sin saber que años mas tarde, a través de la  lutheria, encontraría mi vocación. Hoy la pasión por mi trabajo.

Actualmente me dedico a la lutheria, especialmente a la construcción de guitarras clásicas .La docencia es otra parte importante de mi profesión, ya que realizo talleres para jóvenes que viven en hogares dependiente de la Secretaría de niñez adolescencia y familia 'Ministerio de Desarrollo Social'. En el taller escuela el Virutero  me dedico a la enseñanza de construcción de guitarras. La reparación y  restauración es parte de mi trabajo habitual.  

Tuve la suerte de conocer a mis mentores, Julio Malarino y Esteban Gonzalez, que no solo como Maestros de Lutheria me han transmitido todos sus conocimientos de este oficio-arte, sino también con los valores personales que tiene cada uno, me  ayudaron muchísimo  en este camino de la Lutheria.

Desde el año 2007, trabajo junto a Julio Malarino, en la escuela EL VIRUTERO, dedicada a la enseñanza de instrumentos de cuerda pulsada.

Gustavo Folco